Deseos

Asteria Esclava: Oh, mi amo, deseo que hagas de mí lo que quieras, espero ansiosa el día en que te vea, todos los días hago el rito y todos los días me pondré en el cuello el collar de posesión que me adjudiques. Soy tu esclava y haré cuanto desees, eres quien dispone. Mi cuerpo es tuyo, mi mente es tuya, mi voluntad es tuya, mi destino es tuyo, gatearé hasta donde me digas. Me arrodillaré cuanto me digas y dejaré que restalles el látigo en mí siempre que tú lo consideres oportuno. Cuando tú me digas que haga las cosas, las haré, sin excusas, sin motivos contrarios, sin respuestas que te importunen. Tú habla y yo procedo. Estoy a tu merced. Ojalá llegue el momento de vernos. Preguntabas cómo sería. Yo me arrodillaré ante ti y esperaré tus órdenes. Ese será nuestro reencuentro.
Estoy caliente. Muy caliente. Te deseo, quiero que me folles ahora mismo. Perder el control absolutamente. Quiero regodearme con el morbo primero. Mirar. mirarte, que me transmitas confianza y complicidad.


Maestro: Quiero verte con una falda escocesa, una camisa blanca, enfundada dentro con un collar al cuello. Quiero llevarte de la correa como amo. En la otra mano llevo un látigo. Mi esclava, gateas por el suelo. Cuando te paras, recibes un latigazo. Te ordeno que te sientes, a mis pies. Te sientas cruzando las piernas como una niña pequeña. Desde el sofá te miro y te indico. Comprendes y pones la mano en mi paquete. Acaricias mi paquete. Cuando te despistas y dejas de hacerlo, recibes un latigazo. De vez en cuando cojo una de tus coletas, despeinándola. Y te hago sacar la lengua. Quiero morderla. Sacas la lengua todo lo que puedes, si no es suficiente recibirás un latigazo.

Bebo a sorbos, mientras no dejas de acariciarme. A veces me entretengo buscando tus pezones a través de la blusa y te pellizco. Se que se te humedece el coño. Otras veces te meto la mano debajo de la falda, aparta tu braga y pellizco el clítoris. Nota tu humedad. Te ordeno que te sientes encima. Obedeces. Notas el miembro duro de tu señor a través de la falda. Mis manos clavadas en tu cadera. Te susurro: “Esclava, te voy a follar. Aquí, en la calle o en cualquier parte, pero te voy a clavar la polla hasta las entrañas”.

Asteria
Arkadia
Kajira
Holandesa
Nina
Luna
Dulce
Chispita
Sibari
Ishtar
Alen
Estreno
Universitarias
Ibertext
Mar e imperio

10 comentarios sobre “Deseos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s