Dama Blondie


Dama Blondie dice: me estoy corriendo

Maestro Látigo  dice: saco la polla de tu coño, la meto en tu boca, la morena te lame el sexo, mete la lengua en tu vagina.

Dama Blondie dice: córrete en mi boca, amo, ya déjalo córrete en mi boca, sácatela, fóllame la boca.

Maestro Látigo  dice: cuatro manos sobre tus tetas, mi polla crece, más, más fuerte.

Dama Blondie dice: tu polla crece hasta el máximo y se calienta temblando en mi boca, loca de placer por el juego de mi lengua, pierdes el control, tienes un látigo y lo usas con mi espalda, además no puedes parar de la excitación, con la otra me estiras del pelo y me aprietas la cara contra ti para que me entre toda entera; sabes que te vas a correr, haces un esfuerzo para aguantar, pero yo tengo las manos libres y con mis dedos juego con tus huevos y con la entrada de tu ano con los dedos húmedos y aceitosos y tú no puedes soltar el látigo y empiezas a chillar: TE LO VAS A TRAGAR TODO, PUTA, CÓMETE LA POLLA, MÁS Y yo noto que no me queda espacio dentro porque estás a punto de meterme los huevos también, mientras yo te los masajeo y estiras de mi pelo, y empujas, y sabes que me tienes a tu merced pero ni lo piensas, porque no puedes pensar en nada, solo en mi lengua, en mis labios, en el hueco de mi boca ocupado por tu polla por el semen que se va acercando al glande y empiezas a notar pequeñas gotas que recojo con mi lengua y lo saboreo y limpio cuando tus embestidas me lo permiten porque no te la estoy chupando, me estás follando la boca, pero me estás follando, te estás follando a esta puta que no puede pronunciar tu nombre porque tiene la boca llena y entre tus movimientos, tus impulsos cabeza hacia ti, y los espasmos de tus latigazos imparables en mi espalda.

Sabes que te estás corriendo, y sabes que cuanto más te corres con más fuerza te lamo, tragándome hasta la última gota, pero tú no paras de moverte ni de azotarme, no quieres sacar la polla de mi boca porque sabes que no te dará tiempo a metérmela por el culo. Porque también quieres llenarme el culo de tu lefa, tendrás que dejarme que con tu polla en la boca, que con tu lefa en mi garganta, siga y siga, hasta que te relajes y pueda empezar a chuparte entre las piernas y los huevos para volver a ponértela tiesa porque vas a ir a por mi culo, vas a hacerte camino, vas a meterla hasta el fondo, vas a empotrarme, vas a inundarme y mientras tanto vas a dejar que toda la violencia sexual se descargue sobre mí, tu sumisa, tu zorra, tu puta, dispuesta a recibir todo lo que quieras darme, hasta esos golpes, y que ahora sí puede gritarte fóllame mi señor, embísteme mi señor.

Soy tu zorra, tu puta, tu hembra, y mis amigas están aquí para que te corras en el culo que quieras, como si quieres ir entrando en uno, saliendo y entrando en otro, nos tienes a tu merced, nuestras espaldas, nuestras caderas y nuestros  culos. Cuando elijas el culo en el que quieras volver a correrte, la otra estará abajo lamiendo tu polla y el semen que se escape, lo dejará todo limpio, muy limpio, lo lamo, soy yo quien lo lame, su culo, tu lefa. Sigue corriéndote, que yo te limpio con mi lengua y mi amiga apretará bien para que sientas más, disfruta… cuando terminemos podrás darnos los últimos latigazos, podrás hacer que nos besemos y que nos vistamos del mismo modo cariñoso en que nos desvestimos, y luego te irás… tras haberte corrido cuatro veces, indistintamente en una y otra, elegirás a una de nosotras y la obligarás a elegir otra pareja y tú decidirás dónde, cuándo, cómo, cuántas y en qué forma. Me he corrido mientras entrelazábamos bocas para lamerte la polla, no he podido más.

La dama Asteria

Dama {Maestro Látigo}  Maestro, elige un sitio, te excito pero te lo digo para hacerlo, no sólo para excitarte. Pues ahora imagina esa sensación en un lugar público con mis labios, mi boca. Tú de pie o sentado, como desees, yo de rodillas, ambos en silencio y el hilo musical o el ruido del tráfico, … Sigue leyendo La dama Asteria

La prueba de la Holandesa

Holandesa Errante {Junger}  Junger  puedes vendarme y hacerme lo que quieras. Puedes vendarme, atarme, amordazarme, o lo que más te plazca. Con venda o sin ella, con mordaza o sin ella, con látigo o sin él  y la primera vez que me diste una bofetada en la cara… qué impresión, imborrable. El finde te invito … Sigue leyendo La prueba de la Holandesa

Pareja de ases y una reina

habla Asteria {mi señor} Mientras fantaseaba con un trío creía que iba a ser muy sencillo por mi disposición previa a consumarlo, mientras lo llevábamos a cabo tampoco tuve dificultades, y ahora me asombra y apenas termino de creer que haya sido capaz. Supongo que todo tiene que ver con ir de la mano de … Sigue leyendo Pareja de ases y una reina

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s