Alcobas, calles y caprichos

Escribe Arkadia {mi señor} En la alcoba Tu mirada me abre las puertas del paraíso, mi señor. Ni el mismísimo paraíso me resulta tan deseable como tu mirada. En la habitación sólo una lamparita de mesa ilumina tenuemente la estancia, estás sentado en tu butaca al lado de la ventana, viendo la calle y perdido … Sigue leyendo Alcobas, calles y caprichos