La tía Sofía

por Gretha Me voy pareciendo a mi tía Sofía, desayuno de pie y fumo como una vampiresa. Mi tía fumaba con la mirada perdida, en silencio, muy despacio, sin tirar la ceniza, disfrutaba mucho de sus cigarrillos. Su marido era muy pesado, de esos tíos irritantes, pero odiaba el tabaco, así que para ella fumar … Sigue leyendo La tía Sofía

Celos

Mi Maestro no sabía que yo estaba visitando al doctor Hajnóczy. Lo hacía una vez por semana, así que no me resultaba difícil ocultárselo. Tampoco la terapia con aquel anatomista de la psique estaban cambiando en absoluto mi forma de sentir ni de proceder con él, simplemente quería abrir un interrogante y recibir respuestas, saber … Sigue leyendo Celos