Capricho de Arkadia

ARKADIA {MI SEÑOR}: Empiezo por el pulgar, que succiono y presiono, después el meñique al que apenas rozo, el anular lo lamo sin que entre en mi boca, el corazón… A ese le tocan mordisquitos, sí. Y el índice es el que se lleva el premio gordo. Y a todo esto yo me sorprendo por acordarme del nombre de cada dedo

Maestro:             Frotador, penetrador, insultante… Nombres de mis dedos

ARKADIA {MI SEÑOR}: Tendrás que darme una clase práctica para que me lo aprenda. Me inclino y te abrazo con una caricia de mis pechos, mis manos van por debajo de tus axilas y te beso el cuello y por detrás de la oreja. Después de los besos, ¿Qué te susurro al oído? ”Mi señor, quiero cumplir todos tus deseos” te susurro. Y te muerdo el lóbulo de la oreja, por no haberme interrumpido a mitad para follarme a placer

Maestro:             Giró atrapándote, pongo mis piernas en tus manos abiertas y casi me siento en tu hermoso rostro

ARKADIA {MI SEÑOR}: Te desafío con la mirada y me abalanzo para darte un lametón donde pueda llegar

Maestro:             Me alzo sobre mis piernas para ponértelo difícil mientras te miro a los ojos y mis manos buscan tu ingle

ARKADIA {MI SEÑOR}: Rabio y te retiro la mirada

Maestro:             Mis nalgas rozan tus pechos, una mano a mis espaldas, en tu sexo y la otra coge tu rostro

ARKADIA {MI SEÑOR}: Gruño, te miro y cierro los ojos

Maestro:             Me tumbo y abro tus piernas

ARKADIA {MI SEÑOR}: Te inspiro

Maestro:             Lamo tus pechos, tu vientre. Me acerco a tu clítoris sin tocarlo

ARKADIA {MI SEÑOR}: Respiro profundamente y ahogo un gemido de rabia y placer. Te digo ”muérdeme, mi señor”

Maestro:             Mis dedos juegan con tus labios vaginales. Asciende mi boca y busca tu ano que golpeo con mi lengua

ARKADIA {MI SEÑOR}: Un roce… Deseo al menos un pequeño roce en el clítoris. Contengo la respiración, noto el vibrar de mis músculos. Aaaaaaaaaaa lámeme, penétrame, pégame o lo que te de la gana, quiero estallar!!!

Maestro:             Mis manos engarfian tus pechos calientes

ARKADIA {MI SEÑOR}: Aprieta, mi señor, fuerte

Maestro:             Hasta que me arrodillo y uso la mano para golpear con mi verga entre tus piernas, hago pasar el glande de tu clítoris a tu coño. Una y otra vez. Me tumbo sobre ti, te cubro y te agarro del cuello penetrándote despacio y con fuerza

ARKADIA {MI SEÑOR}: Mmmmmmmm ese placer nubla cualquier pensamiento, no tengo esa capacidad ya

Maestro:             Salgo y vuelvo a hacerlo en tu culo, alternativamente

ARKADIA {MI SEÑOR}: Soy tuya, siento que lo soy hasta el último poro de mi piel

Maestro:             Mis manos golpean tus mejillas, tus pechos, te exijo palabras de sumisión mientras te embisto. Pongo tus piernas sobre mis hombros para penetrarte hasta el fondo

ARKADIA {MI SEÑOR}: Me tienes, mi señor. Me posees, me enamoras, me apasionas

Maestro:             Sujeto tus muslos y te follo con violencia. Te tumbo de lado y sigo metiéndote mi polla ardiente

ARKADIA {MI SEÑOR}: Mi boca abierta pide de ti, al menos un dedo o dos para que mi lengua juegue, para sentirme más llena. Me tienes literalmente chorreando

Maestro:             Te agarro del pecho, del hombro, te tiro del pelo mientras me pongo de pie y te ordeno: cómete mi polla como nunca lo has hecho antes. Mientras mi látigo golpea tu entrepierna y salpican tus fluidos las sábanas

ARKADIA {MI SEÑOR}: Mi boca te obedece, me encanta, me siento plena

Maestro:             La saco y te azoto la cara con ella, ofrezco mis huevos a tu lascivia

ARKADIA {MI SEÑOR}: Me encandila mucho eso!

Maestro:             Mientras tiró de tu brazo para que empuñes mi polla. Lame y frota, eres mi puta y quiero llenarte de mi

ARKADIA {MI SEÑOR}: Adoro que me cojas, adoro que seas mi dueño

Maestro:             Chupa bien mi verga para darte por culo

ARKADIA {MI SEÑOR}: ¡Otra vez! ¡Genial!

Maestro:             Te tiro, te tumbo boca abajo y te sodomizo mientras te mando que cantes. Azoto tu espalda con el látigo y meto mis dedos en tu boca. Agarro tu lengua, aprieta el culo, te ordeno

ARKADIA {MI SEÑOR}: Grrrrrrrrrrr

Maestro:             Mastúrbate mientras te follo el ano

ARKADIA {MI SEÑOR}: Aprieto, expectante para sentirte, sintiendo la expectación. También me puedes follar todo el año

Maestro:             Vuelvo a alternar mis penetraciones: coño y culo

ARKADIA {MI SEÑOR}: Dulce agonía. Torturador, lo pienso y lo digo

Maestro:             Agarro tus tetas desde atrás para impulsarme

ARKADIA {MI SEÑOR}: Me estremezco, lo disfruto

Maestro:             Y la saco antes de correrme. Ponte de rodillas, mastúrbate y abre la boca

ARKADIA {MI SEÑOR}: No quiero otra cosa que apasionarte

Maestro:             Quiero verterme en tu hermosa faz y luego que me la chupes hasta hacerme aullar.
ARKADIA {MI SEÑOR}: Arrrr la que aúlla ahora soy yo antes de ponerme a la faena.
Maestro:             Mi semen caliente cae en tu cara, en tus pechos y te digo ¡ahora! Lame, succiona, aprieta, haz bailar tu lengua
ARKADIA {MI SEÑOR}: Con premura obedezco, te deseo
Maestro:             Esclava, date placer
ARKADIA {MI SEÑOR}: Voy a culminarlo, no he dejado de sentir placer en cada palabra, mi señor

Maestro:             Acaricias mis testículos mientras me la chupas.  Me miras para verme gozar y frotas tu clítoris contra mi pierna

ARKADIA {MI SEÑOR}: Claro que te miro, mi felicidad proviene de ti

Maestro:             Ahora libero mi polla y me masturbo

ARKADIA {MI SEÑOR}: Todo un honor para mí, Arr

Maestro:             Una foto de la lujuria en tu cara

ARKADIA {MI SEÑOR}: Mensaje con foto

Maestro:             Más

ARKADIA {MI SEÑOR}: Mensaje con foto. Eso quiero yo, más

Maestro:             Me encanta

ARKADIA {MI SEÑOR}: Decir que he llegado es poco. Todavía palpito y cualquier cosa que me hagas es un mimo. Y no hay nada que no me deje hacer por ti. Mi señor, mi vida

Maestro:             Aaaahhhhh Mi esclava añorada

ARKADIA {MI SEÑOR}: Sí, mi señor, pronto seré yo quien lama tu derrame. Pues oye, no está nada mal que te cabrees… ¿Para qué sirven los enfados si ni es para despacharse después a gusto? 😛 Me hace muy feliz que ahora te rías, por eso soy tuya

Maestro:             Crece conmigo

ARKADIA {MI SEÑOR}: Y para eso quiero serlo. Cada día. Hasta que el cuerpo aguante y después también. Desde la primera vez que te soñé teniendo envidia de no poder arroparte, te amo. Lo que quieras que ocurra, será. Sólo tengo un deseo propio en la vida, todo lo demás es tuyo

ARKADIA {MI SEÑOR}: Me atas y me retienes, sueño con tus brazos. Me quedo sin palabras porque soy incapaz de pensar en otra cosa que en tu abrazo. Te deseo con rabia.

Maestro:             Me gusta pasearte encadenada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s