Arkadia apasionada

Escribe Arkadia {mi señor}

ARKADIA {MI SEÑOR}:    Pero si admites una aprendiza… Da igual cuánto mida tu correa si me llevas tú. Puede medir diez centímetros y sé que llegaré donde quiera, contigo. Así eres, así soy y así somos. Esto es plenitud.
Un rechupeteo a tu glande. Joder, qué ganas de que me tengas amarrada. Yo, al verte sonreír, soy la niña que ayer fui. Si yo nado por tus sueños el miedo no vendrá y así sabrás lo bello que es vivir… Naaaaanarananananaaa. Me complace haber dormido poco por haberte imaginado mucho, muchísimo. No me aguanto. Me corro pensando que tengo tu verga en mi boca. Arrf Es su lugar. Entre otras cuevas de la misma montaña, tuya. Rrrr ¡qué ganas, mi señor, qué ganas! Sí, no creo que te desagrade tenerme unos días ENTEROS a tu merced 🙂 Mmm comerte la boca en el metro… Si fuese perra estaría dando vueltas intentando morderme la cola, algún besito me ganaré ¿verdad? Me pregunto qué haremos dentro de una semana a estas horas. ¿Qué me escribirás después de esos días sometida a ti? A tu voluntad. Será un placer leer tus órdenes y cumplirlas. Más fuertes, más unidos, más lejos. Más vividos.


Me gustará que me dibujes mi próximo tatuaje. El señor de los pillos. El mío, mi dueño y señor. Te adoro. Hago tus nuevos ejercicios. Relajada durante los cinco minutos, excitada ahora. In crescendo (espero haberlo escrito bien) Deseosa de ti. ¿Cuántas veces deseas azotarme? Mis manos son las tuyas. Mis carnes crepitan por ti. Me acaricio ligeramente las tetas… Añoro que me sodomices… porque lo dispongo únicamente para ti, porque me da un placer inmenso que sea así, porque gozo hasta el extremo cuando me penetras por detrás porque te place y te gusta que lo disfrute. Mensaje con foto
Todo lo tienes, todo es tuyo sólo dime cómo te lo preparo. Me gustaría estar masturbándote. Sí, volviéndome loca con tu mirada, dándotelo todo y verlo reflejado en ti. Y tener tus dedos en mi boca. Restregarme en tu pierna. Lamerte… Tragarlo todo saboreando tu semen ¡Que no sabes cómo me encanta! Oh, de primeras adoro tener tu polla en mi boca, darte gusto hasta que tu ímpetu no tiene freno y me penetras a tu antojo. Me vuelvo loca a la par contigo. Notar cómo sale tu leche y choca en mi paladar, saborearte salado, tragarte caliente… Tan suave, intenso, delicioso… Con la boca abierta me tienes, excitada, mojada, con ansia por cumplir tus deseos. Pero te disfruto al máximo sea como sea, por voz, por tacto, por mensajes o por imaginación. Te deseo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s