Animal caliente

Arkadia {mi señor}


Estos días mi mente arde y mi cuerpo vibra, ininterrumpidamente. Es esa excitación constante la que me revive y me atormenta, cada día a cada hora, en cualquier momento y en cualquier lugar está presente.

Si no me acaricio sufro, si lo hago también. Sea lo que haga es lo mismo, el corazón palpitante, la garganta cogida, los escalofríos que recorren mi cuerpo, el flujo que aflora y la saliva que rebosa. Haga lo que haga, aunque me alivie, todo vuelve a comenzar.

Besar tu cuello y acariciar tu pecho mientras con mis piernas me agarro a ti. Acariciarte con mi nariz y aspirar tu aroma, recorrer tu cuerpo con mi pelo… es un gozo el tan solo poder pensarlo.

Y cuando pienso, pienso más. Pienso en darte placer, en cómo hacerlo, en cómo lamer tu sexo y cómo procurar no controlarme. Cuando pienso así me abro y al abrirme necesito que estés presente y necesito que me llenes.

Quiero conocer la locura, mi señor, en tus brazos, entre tus piernas, con el calor de tus labios. Quiero que me hagas un animal entre tus sábanas.

Hoy te digo mi señor, que me gustaría dejar las palabras para más tarde. Sin siquiera saludarnos ser dirigida a algún lugar cercano para que me follases, sin preámbulos y sin cuentos, sin miramientos. Algo rápido, brusco, intenso, que alivie tensiones, después ya hablamos y después ya me utilizas a tu antojo, con los rituales y preparativos que quieras, con el tiempo del resto del día por delante. Con las bragas bien mojadas hasta que me hagas quitármelas, o me las quites.

Pensar que tú, mi señor, me quisieras tomar como tuya antes de decir “Hola” me hace sentirme más objeto, más tuya, más entregada y mucho más dispuesta para todo aquello que continúe después. Quiero ser tuya por completo y no quiero que la vergüenza tonta me impida entregarme sin reparos.

Más de Arkadia

La barra

Ejercicio con Arkadia, pincha en la imagenMe gusta chatear con Arkadia, me desafía cuando estoy trabajando o en una tertulia enviándome fotos de su desnudez. La ordeno que se haga más o que deje a sus amigos en el bar y vaya al baño a masturbarse para mí. La pongo ejercicios que cumple a rajatabla, … Sigue leyendo La barra

¿Orgasmo?

Una historia contada por Arkadia Hay orgasmos de muchos tipos: en pareja, en grupo, en solitario; buenos, malos, regulares, los “¡ay Dios mio que me muero!” que son los mejores y está el terrible orgasmo frustrado. Este orgasmo es peor que pegarle a una madre. Estás en casa y estás sola, con todo el tiempo … Sigue leyendo ¿Orgasmo?

Una tarde en la butaca

Habla Arkadia, mi esclava sometida Tu mirada me abre las puertas del paraíso, mi señor. Ni el mismísimo paraíso me resulta tan deseable como tu mirada. La fotografía es bonita y hasta tierna. En la habitación sólo una lamparita de mesa ilumina tenuemente la estancia, estás sentado en tu butaca al lado de la ventana, … Sigue leyendo Una tarde en la butaca

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s