El abuso

Habíamos estado hablando de juguetes para adultos, y el maestro parecía sutilmente molesto por mi interés entusiasta. No hacía mucho que le había dicho que no practicaríamos sexo duro con artilugios, ni látigos, ni cosas que en ese momento me parecieron terroríficas como bajar a una mazmorra. Tal vez Junger se desubicó un poco al … Sigue leyendo El abuso

La dama se ofrece

Asteria pasa a ser Dama Dama {Maestro Látigo} dice: me encanta que me pegues, me encanta que descargues el látigo sobre mí, me encanta que tortures mis senos, me encanta que me sueltes una torta y me dejes perpleja para luego embestirme mientras me aprisionas las muñecas y que me claves los dedos, las uñas, … Sigue leyendo La dama se ofrece