No se trata de dolor, se trata de placer

Bienvenida al umbral

“Sé tú mismo. Los demás puestos están ocupados.”

— Oscar Wilde.

¿Quieres conocer más? Házmelo saber.

Quiero someterte a mi lascivia. Azotarte, abusar de ti y hacerte cuanto deseé

Abre la mente a todo, si confías en tu amo, no hay nada que no puedas lograr. Puedes prepararte para que, llegado el momento, nada represente un limite insalvable, toma confianza en ti misma con pequeñas prácticas que te ayuden a asumir esa forma de servir a tu amo.

Deseo:

Usa la meditación diaria y placentera sobre tu amo. Vete a dormir pensando en tu señor, asociando su imagen al estado placentero del último encuentro.

Tu modo de ser mía:

Obedece mis deseos, cuando hables conmigo lo harás semidesnuda.

Haz ejercicios en tu casa pensándome.

Siempre a mi disposición

Sin condiciones, haré contigo lo que quiera. Entrégate a mí, de una forma total, se mía.

Haré cuanto deseo, te tendré entregada, tengo el control de tu cuerpo, voy a a disfrutar de él como me plazca, utilizándote a mi placer .

2 comentarios sobre “No se trata de dolor, se trata de placer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s