El portal

Te empujo violentamente a un portal, entorno la puerta sin cerrarla. Dentro del zaguán te besuqueo, muerdo tus labios, capturo tu lengua, te sobo las tetas con ganas sacándolas de tu sujetador rojo, las magreo, pellizco tus pezones. Te subo la falda negra impaciente, rompo tus bragas y te la meto.

Te follo contra la pared. Te sujeto del culo penetrándote una y otra vez con furia mientras te como la boca y el cuello.

Te excita mi violencia. Cuando estoy a punto de correrme te hago arrodillarte y te meto la polla en la boca, te abofeteo para notar tus mejillas en mi verga mientras te susurro el placer que me das, puta.

Empiezan a salir vecinos pero no puedo, ni quiero, detenerme.

3 comentarios sobre “El portal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s