Por nosotros

Arkadia

Martes

Con las ventanillas bajadas, escuchando rock y tocándonos cuando la carretera lo permite, nos encaminamos a cuatro ruedas hacia un fin de semana de relax y dedicación después de días de mucho trabajo y poco tiempo libre, aunque siempre bien aprovechado.

La larga carretera con pocas curvas me permite ver un poco el paisaje y aunque concentrada en el volante también te sonrío unas veces, te doy un apretón en la mano otras, te hago reír sacándote la lengua y te meto mano al paquete. Todo ello mientras canturreo la canción que esté sonando, que además de desafinar si es en inglés me la invento: “Aguachu very nai, naranana naraná”. Menos mal que no he grabado Ramstein porque sino las carcajadas me harían descarrilar.

Nos vamos a la montaña, a una caseta alejada de todo pueblo, alejada de la carretera y a unos treinta metros de un lago limpio. No se me ocurre dónde encontrar algo así, tendremos que buscar. En el maletero llevamos todo lo necesario para no tener que encontrarnos con la civilización en esos dos días, consigo convencerte de apagar el teléfono esta vez, desde que lleguemos hasta que volvamos a subir al coche. Cuando salgo de la carretera para coger el camino la emoción se hace más visible, estoy feliz cual niña con juguete nuevo. En los últimos metros del camino vislumbramos la caseta, es pequeñita pero eficaz, lo mejor de todo es que tiene porche y en él un sofá balancín encarado al lago.

Al llegar hay que guardar la comida en la nevera, tú llevas la llave de la casa y mientras vas hacia la puerta yo abro el maletero. Mientras entras me dices que vas a encender las luces pensando que voy a ir sacando las bolsas. A la que te descuidas ya me he quitado la camiseta que dejo tirada en el maletero y voy deprisa hacia el lago quitándome el sujetador que se queda colgado en alguna rama, casi en la orilla me ves bajándome pantalón y braguitas a la vez para salir de la ropa y las sandalias al mismo tiempo. Me quejo al aire porque el agua está muy fresca aunque sigo hacia dentro con prisa para poder lanzarme de golpe sin darme un coscorrón en la cabeza.

Tú entre divertido y contrariado metes la bolsa de la comida en la nevera y vienes hacia la orilla, con paso lento y mirándome fijamente. Me sonrojas y me excitas. Coges el sujetador perdido y lo dejas caer encima del resto de mi ropa. Te sacas la camisa del pantalón y la desabrochas despacio sin dejar de mirarme, cae encima del sujetador. El cinturón recorre todas las presillas del pantalón y lo sujetas con la boca mientras botón a botón terminas de despojarte. Me observas mientras te contemplo, deseo mío, me gustas, me encanta tu cuerpo. El cinturón al fin lo dejas reposar encima de toda la ropa. Instintivamente dejo de fijar mi mirada en ti para intuir posibles intenciones, me relamo los labios, vuelvo a mirarte mientras entras en el agua y aunque sonrío se me abre la boca para recibirte. Me abrazo a tu cuello y a tus caderas, te beso con pasión y mi lengua te lo demuestra, mis ojos sonríen, mi boca sonríe, mis labios sonríen.

Átame, mi señor

Asteria {mi señor} Me vas atando las vendas a manos y pies. El tacto es agradable. Me gusta cerrar los ojos para sentir tus dedos rozándome suavemente las muñecas y los tobillos. Sonrío, y me dices que no te hacen falta barrotes. Yo no pensaba en eso, sino en lo considerado que te vuelves justo…

La lascivia de Asteria

Asteria dice: Puedes tener lo que quieres. No puedo evitar tocarte, sentirte entre mis manos. me encanta apretar tus nalgas hacia mí, intentar que llegues todavía más dentro, incluso cuando es imposible. Me gusta rozarte, acariciarte, arañarte, apretarte, empujarte, y sobre todo me encanta que me controles, que me inmovilices, que te sientas dueño y…

Deseos

Asteria Esclava: Oh, mi amo, deseo que hagas de mí lo que quieras, espero ansiosa el día en que te vea, todos los días hago el rito y todos los días me pondré en el cuello el collar de posesión que me adjudiques. Soy tu esclava y haré cuanto desees, eres quien dispone. Mi cuerpo…

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s