Mi señor me enloquece de deseo

Arkadia

Tu mirada apasionada me desmonta por completo y me reconstruye aún mejor. Ese momento en que te encaminas decidido a poseerme completamente, en ese momento tu mirada se vuelve animal, la fascinación por tu esclava no te emboba sino que te decide más. Esa mirada es la que más me enciende y me pone cachonda como perra en celo, la que mejor me hace adorarte y la que hace que vuele mi imaginación.

Me desgarras de placer cuando afirmas y repites que soy tuya, en cualquier momento, en cualquier lugar, escuche quien escuche.

Me pone en extremo cachonda que me pellizques el culo con la palma de la mano y tus dedos presionen el valle de mi trasero. También el que acunes mis pechos con las manos y roces o pellizques mis pezones. Que sea donde sea lo hagas metiendo tu mano entre mi ropa.

Adoro cuando me azotas, en especial las nalgas. Me encanta cuando me palmeas y me acaricias y me vuelves a palmear, me encanta cuando no paras. Me enciendo cuando imagino que me follas y que no vas a parar de azotarme hasta que me corra.

Cuando me pones el collar me llevas a otro plano donde toda sensación se magnifica. Cuando me coges de él y me llevas a ti es… sublime.

Me relamo cuando postrada desabrocho el cinturón, esos instantes son… deliciosamente calientes. Y lo que le sigue… Mmmmm

Me muerdo el labio cuando tu polla empieza a tener una erección, mi cuerpo se agita y sólo puedo pensar en ponerla dura del todo dentro de mi boca.

Me pone mucho cuando me ordenas postrarme, que me pases un dedo por los labios, que tras una caricia te apoderes de mi nuca, que te agaches para besar mis labios…

Me vuelve loca y me contagias con tus ganas de sodomizarme. Me gusta que te apoderes de mi trasero, con tu lengua, con tus dedos y con tu verga. Gruño. ¡Cómo abre el roce de tu lengua para el paso de tu polla!

Me pone muy cerda que te montes sobre mi pecho para follarme la boca, te veo grande, potente, imperioso y dentro de mi… Aaau.

Caminar hacia ti sin ropa debajo y sentarme entre tus piernas. Me extasía que metas tus dedos en mi coño estando abrazada a tu cuello y gimiendo en tu oreja. Me excita que me metas mano en el ascensor, aunque lo hagas poco (ejem).

Y siempre, siempre, siempre me mantienes excitada y con ganas cuando nos reímos y sonreímos.

Entrega al maestro

Pincha en la imagen para ver el textoEnloquecidos de deseo y pasión nos arrojamos el uno sobre el otro, antes, por la calle acaricio su culo, le magreo los pechos deliciosos en el coche y bajo la mano a su entrepierna para frotarle mientras conduce por la autopista. Me gusta mirar su bello rostro, de…

La barra

Ejercicio con Arkadia, pincha en la imagenMe gusta chatear con Arkadia, me desafía cuando estoy trabajando o en una tertulia enviándome fotos de su desnudez. La ordeno que se haga más o que deje a sus amigos en el bar y vaya al baño a masturbarse para mí. La pongo ejercicios que cumple a rajatabla,…

Inesperado

Arkadia {mi señor} Cuando ella está a punto de dormirse, oye un portazo, unos pasos, una silueta. Él ha venido. “Al final aceptaste mi invitación”, se regocija. Él no la responde, deja las llaves en la mesilla, se deshace de sus pantalones, arrastra las sábanas hasta el suelo, la coge de las piernas y la…

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s