Conociendo a una Kajira

Escribe Kajira {esclava del amo}

Ese hombre ejercía sobre ella un poder especial, hacía años que se conocían y siempre se quedaba fascinada escuchándole hablar – tarde de sobremesa, café y risas -, aparentemente había sido una tarde más, un reencuentro después de muchos meses sin verse  pero a la hora de la despedida en aquella concurrida boca de metro fue cuando se dio cuenta de que se había quedado con unas ganas terribles de besarle. Sin saber bien como, se despertó el deseo y desde aquel momento empezaron a tontear vía whatsapp, primero en broma para luego ir subiendo poco a poco la intensidad en sus charlas, y fue ella quien le confesó las ganas de besarle pero el miedo a ser rechazada y Él le respondió: «la próxima vez, hazlo».   En aquel momento se dio cuenta de lo mucho que le deseaba.

En el siguiente viaje volvieron a encontrarse, ella se perdió en el metro, llego tarde y él, enfadado en aquella esquina, ella llamándole gruñón bromeó con que azotase su culo por cada minuto que se había retrasado, algo que despertó la cólera de Él que  la castigó de la peor manera: ignorándola, ni siquiera la miraba mientras daban  vueltas por la ciudad, en silencio, ella había aprendido a que en momentos así lo mejor era dejar pasar el tiempo hasta que su cabreo se esfumase pero Él se tomó ese silencio como una burla y continuó con su terrible castigo de la peor manera: su indiferencia, aún a pesar de lo incomodo de la situación su excitación iba en aumento, buscando el más minino roce, aspirando su aroma de macho
 Se sentaron en una terraza, hablando de todo y de nada a la vez. Mirándole a los ojos, Él le da detalles de cómo son los lavabos de aquel bar, ella se levanta con la esperanza de sentir sus pasos detrás. Sintiendo como su sexo estaba completamente empapado deseando que Él tomase en algún momento la iniciativa pero no fue así, eso la descuadró llegando a pensar si no habría interpretado mal las señales o bien que ese cabrón sabía volverla loca y hacer que la espera incrementaba sus ganas locas por Él… Ella retorno a  su ciudad  y desde ese momento los chat y las llamadas comienzan a volverse más intensos, la complicidad del teclado ayuda a aclarar los sentimientos o a confundirlos más, saliendo de la zona de confort donde me encontraba.

Kajira lasciva
Obediente

Asteria
Arkadia
Kajira
Holandesa
Nina
Luna
Dulce
Chispita
Sibari
Ishtar
Alen
Estreno
Universitarias
Ibertext
Mar e imperio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s