Kajira sometida

Llegamos al cuarto y con voz firme me ordenas que me desnude. Con  tu corbata me vendas los ojos. Noto como me agarras mis manos, me gusta la delicadeza con que las atas con la cinta de seda para no dejarme marcas, noto el tirón al amarrarme a la cabecera de la cama, dejando mis manos en tensión y mis piernas abiertas, con mi coño expuesto. Por un momento me embarga un sentimiento de pudor al pensarte recorriendo toda tu propiedad con tu mirada, sensación que se transforma en un espasmo de placer al imaginar tu deseo. Te aproximas a mi cara, aspiro tu aliento acercándome a besarte, pero pasas de largo, emito un gruñido de queja y tú me dedicas un cachete por ser impaciente, muerdo mi labio inferior, expectante. Me revuelvo en la cama al sentir como te alejas. 

No me dices nada, fuerzo mi oído centrándome en cada paso que das, intentando adivinar tus movimientos. Escucho que revuelves en la cocina, pero no acierto a adivinar que, de repente unas gotas heladas sobre mi boca desvelan tu arma de placer, saco la lengua buscando besarte, pero de nuevo te alejas impidiéndomelo. Noto tus dedos firmes deslizar el cubito de hielo  por mi pezón a la vez que aprietas con tu otra mano, gimo al sentirte, vas bajando deslizando el cubito  haciendo que mi piel se estremezca…y mis pezones se pongan cada vez más duros del frío y del placer, con la piel de gallina al sentir tu piel contra mi piel. Mi sexo cada vez más húmedo. Vas recorriendo cada centímetro de mi cuerpo que es tuyo. Te acercas a la cabecera de la cama rozando con tu paquete, mi mano atada, pegándote a mí, intento torpemente desabrocharte el pantalón, complicado amarrada, así que me ayudo de la boca , y la gravedad hace lo suyo para tirar de tu ropa hacia abajo. Te giras y rozo tu culo con mis uñas suavemente. Jadeo al sentir tu presencia a escasos milímetros, olisqueo el olor de mi Amo que tan loca me vuelve. Mi cuerpo atado apenas se puede mover completamente excitada intentado adivinar que va a pasar.

 Siento como acercas tu dura polla rozando mis labios, abro mi boca estirándome hacia atrás para poder mamarla entera, me revuelvo agitada, las ataduras no me dejan acercarme más a ti y continuo  lamiéndote con ansia notando como tu polla va creciendo en mi boca y tu juegas a separarte de mí, pasando tu verga  por mi cuerpo, dejas un rastro de líquido preseminal por mi piel, marcándome con él. Ensartas tu polla dura entre mis tetas apretándolas sintiendo como te pajeas con ellas magreándolas fuertemente.  De repente, entre mis gemidos, tu voz retumba en la sala: “sólo existimos tú y yo y el ahora…” un latigazo de placer recorre todo mi cuerpo. Sin saber muy bien que va a ocurrir. Soy una perra ansiosa por sentir como me monta, la esclava que disfruta con los deseos y perversiones de mi Amo…Me corro, me corro para mi Dueño

Kajira lasciva
Obediente

Asteria
Arkadia
Kajira
Holandesa
Nina
Luna
Dulce
Chispita
Sibari

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s