La Kajira espera

Me gusta tenerlo todo listo para cuando mi Amo llegue a casa, a veces es complicado moverse con tacones por la cocina, pero me ajusto las medias en mis pantorrillas cubierta sólo por el delantal. Siento como abres la puerta de la casa, me acerco de rodillas a ti a recibirte con tu cinturón entre mis dientes y la mirada en el suelo. Me acaricias la mejilla y con un gesto firme me elevas  para que te bese con ansia   

– Esclava tengo hambre dejemos esto para más tarde –  y dejas caer el cinturón al suelo, respiro tu aroma.

Sé que me estas mirando el culo mientras coloco tu plato en la mesa y eso me excita sintiéndome deseada,  me quedo a los pies de tu silla masajeándote tus piernas cansadas del largo día , con tu mano libre la cuelas acariciando mis pechos. Feliz por servir a mi Dueño.

Al terminar me retiras el delantal y me llevas en volandas al sofá, me quedo en tu regazo sin hablar. Tus dedos van perfilando mi collar bajando en un caminar lento  en esa tortura tan deliciosa de no saber qué vas hacer o que deseas que haga.

Te desabrochas el pantalón y esa es la señal para que repose mi cabeza entre tus piernas y comience a lamer despacito tu verga, juegas con mi pelo entre los dedos mientras continuas viendo la película…No hay nada en el mundo que me haga más feliz que sentirme tuya, tu puta, tu esclava, tu amante, tu zorra

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s