Afrodita en la bañera

Maestro látigo: entro en un bar, estás sentada en una mesa, me acerco. Hola, camarero traiga lo que quiera a esta dama y a mi una copa de Ribera Matarromera

GRETHA: No nos conocemos

Maestro látigo: Lo siento pero atraes más que Júpiter que, como sabes, es el planeta más grande del sistema solar

GRETHA: te diría eres muy gracioso, pero por qué no te presentas?

Maestro látigo: me parece prematuro comprometernos pero, de acuerdo, me llaman Junger. ¿Cuál es tu gracia?

GRETHA: jajajajaja. Mi nombre es Greta, Greta Junger

Maestro látigo: Caminaba por la calle bajo esa lluvia fina y algo me ha hecho entrar, bendito sea ese algo

GRETHA: Siéntate si quieres

Maestro látigo: Me permitirás que te invite a algo

GRETHA: Claro, que vamos a tomar?

Maestro látigo: (se sienta en la silla pero no enfrente, al lado de ella) A mí me gusta todo menos el pescado con chocolate. ¿Puedo sugerirte un vino?

GRETHA: Siempre que no sea tinto

Maestro látigo: Por favor, mozo, una botella de Albairiño muy frío

GRETHA: bieeen, y almejas, es que tengo hambre

Maestro látigo: (exactamente es a por lo que vengo, piensa él) También almejas, garson

GRETHA: jajaja ¿Eres un depredador de almejas?

Maestro látigo: no soy un animal acuático

GRETHA: Te miro un poco, coqueteo con mi pelo. Tu cara me resulta familiar, ¿eres periodista?

Maestro látigo: no me había visto jamás guapo hasta verme reflejado en tus ojos, Greta

GRETHA: Mirate un poco más en ellos

Maestro látigo: sí, soy un cotilla y como todas las plazas de portera estaban ocupadas, me hice periodista, ¿tú eres una diosa del Olimpo?

GRETHA: Así es, soy una diosa del Olimpo, adivina cuál. Me han mandado aquí por ti

Maestro látigo: Afrodita porque no pareces Atenea aunque brilla la inteligencia en tu rostro. Desde luego no eres Ate

GRETHA: Sin embargo tú me recuerdas a Ares. Ese pelo rizado como un carnero, la mirada desafiante y seductora

Maestro látigo: Encantado, te tiendo la mano y estrecho la tuya alargando el momento de separarlas

GRETHA: chispas electricas entre nuestras manos

Maestro látigo: (ahora sí lo sé, es ella) A nuestros dos primeros hijos los llamaremos Deimos y Fobos

GRETHA: Por qué esos nombres?

Maestro látigo: porque son los nombres de los hijos de Afrodita con Ares

GRETHA: ¿brindamos por este encuentro?

Maestro látigo: por supuesto y el primer brindis será al estilo ruso: por el encuentro. Tienes un aura de artista

GRETHA: tengo ganas de un contacto físico contigo, te vuelvo a tender la mano. Eso era muy fácil de adivinar, estaba dibujando cuando has entrado

Maestro látigo: la cojo entre las mías y la acaricio suave

GRETHA: (pienso en estar entre tus brazos)

Maestro látigo: También estabas brillando e iluminando el local y no he pensado que eres electricista

GRETHA: Sueles venir mucho por aqui?

Maestro látigo: ¿salimos un momento a fumar? no cojas tus cosas, esta gente es honrada excepto en los precios

GRETHA: Si, de acuerdo

Maestro látigo: te miro las caderas y el culo y me gusta lo que veo. Pongo mi chupa de cuero sobre tus hombros en la calle y te ofrezco un cigarro

GRETHA: Me recoloco la falda sabiendo que me estás mirando el culo

Maestro látigo: te lo hubiera dado encendido pero suelo esperar a la media hora para un contacto entre labios

GRETHA: Ah sí? Sueles hacer esto a menudo?

Maestro látigo: no, es la primera vez que te veo, Afrodita

GRETHA: (me va a tocar, ¿lo intentará?)

Maestro látigo: pero me encantará tomarlo por costumbre contigo. Te quito el cigarro de la boca y rozo mis labios con los tuyos un instante

GRETHA: correspondo con un beso pequeño y un suspiro

Maestro látigo: (te miro intensamente, me gusta lo que veo)

GRETHA: (está claro que nos gustamos)

Maestro látigo: estás muy guapa con ese hermoso vestido y con mi chupa por encima

GRETHA: te agarro de la camisa y te atraigo hacia mí. ¿ Nos damos uno de verdad?

Maestro látigo: te enlazo por la cintura y te beso en respuesta, largamente, despacio

GRETHA: oooommmmmm que rico

Maestro látigo: delicioso, besarte es como la heroína, engancha

GRETHA: cierro los ojos para saborear tu boca

Maestro látigo: vuelvo a  besarte ahora profundizando en tu boca, abrazo tu cuerpo

GRETHA: (lo noto, siento tu abrazo)

Maestro látigo: sigo besándote, me alargo, disfruto de tu boca, de tus labios de tu lengua

Maestro látigo: ¿has dejado algo importante dentro, Afrodita?

GRETHA: nn nn no

Maestro látigo: Vámonos

GRETHA: oh my … vale, vámonos ¿dónde vamos? jaja

Maestro látigo: te cojo de la mano y te llevo por la calle, brilla la Luna. Aquí al lado hay un parque con columpios o podemos coger un taxi y conoces mi casa (y a mí)

GRETHA: pidamos un taxi

Maestro látigo: hago una seña y te abro la puerta, cierro y entro por la otra puerta

GRETHA: voy mirando por la ventanilla, mordiéndome los labios, saboreando aun tu beso, siento un poco de pudor

Maestro látigo: pongo una mano en tu rodilla y te acaricio

GRETHA: que coño hago en un taxi con un desconocido?

Maestro látigo: besarle, te respondo adivinando tus pensamientos

GRETHA: te miro, me gustaría bajar ahora mismo pero me resultas irresistible

Maestro látigo: Mira, Afrodita, en esa casa nació la mujer de Simón Bolívar

GRETHA: En serio, ¿nació en Madrid?

Maestro látigo: Hemos llegado, pago y me bajo raudo a abrirte la puerta. Te ofrezco el brazo diciéndote: enhebra, prenda

GRETHA: Estoy nerviosa

Maestro látigo: ¿tienes frío o miedo? estás temblando

GRETHA: pues un poco de las dos cosas

Maestro látigo: las dos tienen solución, en mi casa no hace frío y no te voy a violar a menos que me lo supliques (abro el portal y llamo al ascensor: ¡ascensooor!)

GRETHA: Sonrío y vuelvo a morderme los labios. Nos hemos dejado la botella de vino

Maestro látigo: no te preocupes, tengo una pequeña bodega pero habrá que ponerlo a enfriar

GRETHA: Me voy haciendo un lio con el bolso, la chaqueta, el pelo, tu cuerpo en la estrechez del ascensor, me siento torpe

Maestro látigo: bajamos y abro la puerta, ahora entro antes para dar la luz, bienvenida, Afrodita

GRETHA: Graaacias. Aquí hay tesoros, los intuyo

Maestro látigo: (te quito la cazadora de los hombros y la tiro al perchero) allí está la sala pero cotillea lo que quieras, esa otra puerta es la biblioteca, voy a poner el vino en un cubo con hielo

GRETHA: Vale, voy a mirar que tienes por aquí. Me siento en un sillón y cruzo las piernas

Maestro látigo: pongo una botella de Chardonnay en la cubeta y la cubro de hielo, cojo dos copas grandes de cristal de Bohemia y las llevo al salón, te veo huroneando en mi despacho, sonrío y te dejo hacer, voy al salón a dejar la bebida

GRETHA: Calaveras!

Maestro látigo: vuelvo te cojo de las manos, te levanto y te llevo al salón

GRETHA: Puedo poner un disco?

Maestro látigo: Están ahí, te advierto que soy un poco anticuado para eso de la música

GRETHA: Cuantas calaveras, Ares

Maestro látigo: Me gustan mucho

GRETHA: Ya veo, pero este está bien, te gusta bailar? https://youtu.be/vd0XjftNEMc Eres un coleccionista

Maestro látigo: Contigo haré una excepción, ven

GRETHA: (perfecto, así me abraza)

Maestro látigo: Nos movemos, cojo una mano tuya sobre mi hombro y te enlazo con el otro brazo, despacio, pegándome más a ti

GRETHA: Quiero repetir. Como antes en la calle

Maestro látigo: Te miro, sonrío y te vuelvo a besar

GRETHA: mmmmmmmmmmmmmmmmmmmm

Maestro látigo: disfruto de cada instante, de la presión de tus labios, de su textura, de tu lengua mullida

GRETHA: le pongo muchas ganas, ya no estoy nerviosa. Me como tu boca

Maestro látigo: nuestros cuerpos aún se balancean pero con los pies parados, recorro tu espalda con mis manos y sigo besando

GRETHA: El calor me invade todo el cuerpo

Maestro látigo: lo noto a través de tu vestido

GRETHA: es una sensación un poco flotante

Maestro látigo: de haber sabido que vendrías hubiera llenado todo de velas, ¿quieres bañarte? tengo una bañera enorme

GRETHA: el calor asciende de mi sexo hasta la nuca, no puedo dejar de besar tu boca. Quiero que me desnudes

Maestro látigo: ¿seguro? Piensa en mi enjabonándote

GRETHA: Eso quieres? Vas a terminar conmigo en la bañera, vamos

Maestro látigo: empiezo a desnudarte, bajo los tirantes de tu vestido y beso tus hombros, desato la cinturilla de tela, abro tu vestido por completo y te miro abiertamente: tienes un cuerpo para el pecado, Afrodita

GRETHA: la sensación que me produce el que me tu me desnudes es como de reconocimiento de mi propio cuerpo, noto mis caderas, las tetas, la cintura, todas mis redondeces y mis cuevas, noto hasta mis huesos

Maestro látigo: deslizo tus bragas y agradezco que no lleves sujetador para ver tus pechos libres y generosos, te siento en el sillón, pongo una copa en tus manos y te digo: discúlpame un momento (me oyes trastear en el baño, el grifo, la caída del agua, armarios que se abren y cierran)

GRETHA: (estoy mirando al suelo, intentado agudizar el oido)

Maestro látigo: regreso y te cojo de la mano: trae el vino si quieres, te llevo al baño, iluminado con velas por doquier, el agua caliente, llena de espuma

GRETHA: me gusta

Maestro látigo: meto la mano (en el agua) y compruebo su temperatura, te invito a entrar y sujeto tu brazo mientras levantas tus piernas que me enloquecen

GRETHA: mmmmmm está perfecta, no entras conmigo?

Maestro látigo: eso será después, ahora es tu momento ( me desnudo mirándote, sé que me miras, cojo una esponja y la mojo en el agua)

GRETHA: claro que te miro, estoy expectante

Maestro látigo: la paso por tu cuello, por tus hombros, la enjuago y cojo más espuma, froto tus brazos

GRETHA: mis tetas flotan en el agua jabonosa

Maestro látigo: me entretengo en tus pechos, a veces sin esponja

GRETHA: empitonadas, me estremecen tus manos

Maestro látigo: levanta un poco las piernas, sin caerte, tus pies, tus pantorrillas, tus muslos, llego a tus caderas de mujer, tengo una erección hace rato

GRETHA: esto es muy suave y excitante

Maestro látigo: ahora enjabono tu sexo, tus nalgas con las piernas dobladas y levantándote un poco cuando paso por tu culo redondo, pon los pies en el borde de la bañera

GRETHA: mmmmm mmmmmm mmmmm entra en la bañera, quiero comerte la polla

Maestro látigo: Loado sea Zeus, entro y me siento en el agua expectante

GRETHA: hay que bañarte a ti también, pero lo haré con mis manos, empezando por tu pies y ascendiendo por las piernas. Estoy segura que te gustará sentir la espuma y mis manos en tus huevos, acariciándote y trasteándote un poco la polla, me restriego contra ti, mis tetas en tu pecho, mi mano en tu polla

Maestro látigo: me estremezco y te dejo hacer

GRETHA: con la otra agarro tus huevos: esa cara es de gustarte mucho, lo hago mejor aun metiéndote la lengua en la boca y sigo acariciando tus cojones, agárrame de la cintura

Maestro látigo: se endurecen, mi boca te recibe, mis manos acarician tu cintura, tus caderas

GRETHA: te hago la tijera como si fueramos dos chicas, tus cojones en mi coño, los froto con mis labios

Maestro látigo: me doblo para agarrar tus tetas

GRETHA: mmmm mmmmm mmmmmmmmmm  <Multimedia omitido>

Maestro látigo: las siento ahora en mis manos desbordadas y me excita

GRETHA: sigo frotándome cada vez más cachonda, te aparto un momento las manos y me agacho para mamarte ahi abajo. Me gussstaaa tu polla Ares, me la voy a comer hasta que te corras en mi boca

Maestro látigo: Te miro chupármela, una oleada de placer me invade

GRETHA: sin parar de mamarte, mirandote a los ojos y aplicandome bien, la lengua te recorre todo el tallo, me la meto entera en la boca, la chupo haciendo ruidos, jadeo

Maestro látigo: correrme en tu boca, sí, me pones a cien, clavo mis ojos en tu rostro, veo mi polla en tu boca, mámaela fuerte

GRETHA: lo hago con ansia, te chupo como lo haría una zorra, amasándome yo misma las tetas y buscándome el coño para masturbarme mientras hago la mamada. Ardiendo, deseando que te pongas frenético, que me abofetees y me tires del pelo

Maestro látigo: Diosa, me enloqueces, cojo tu cabeza, agarro tu pelo, te follo la boca

GRETHA: quiero que sientas mis dientes a punto de cerrarse, mi lengua lamiendo arriba y abajo, la boca llena con tu polla, tus cojones en mi mano ssssiiiiiiiiiiiii te chupo todo, las ingles también, los muslos, vuelvo a tu verga deliciosa y me la meto entera

Maestro látigo: me llevas al paroxismo, me siento salvaje, deseo tanto que sigas… pero no puedo dejarte así, te cojo y te tumbo, abro tus piernas y te meto la polla inflamada, te abofeteo y te grito: folla, esclava, folla, follemos como bestias enloquecidas

GRETHA: SIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII

Maestro látigo: me hundo en tu cuerpo, el agua sale de la bañera a oleadas pero sigo, me abalanzo sobre tu cuerpo

GRETHA: subo las piernas para que me la claves mas, he venido para esto, te digo al oído, para que me folles como una bestia

Maestro látigo: beso, succiono, pelizco tus pezones, magreo tus tetas con frenesí, te lamo, te follo, te follo

GRETHA: aaaaaaaaa aaaaaaaaaaa aaaaaaaaaaaa aaaaaaaaaaaaaa aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa

Maestro látigo: paso tus piernas por encima de mis hombros

GRETHA: assssiiiii trátame como a tu puta

Maestro látigo: arremeto con mi polla contra tu coño

GRETHA: aaaaaaaaaaaaaaaaa aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa aaaaaaaaaaaaaaaaa te araño la espalda, quiero que me abofetees

Maestro látigo: te golpeo excitado, choco contra tu sexo con fuerza, enloquecido

GRETHA: sé lo que va a hacer: vas a meter mi cabeza debajo del agua cuando esté a punto de correrme, me emputeces cabrón, lléname, fóllame

Maestro látigo: me incrusto en ti, te empotro contra la bañera

GRETHA: AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA

Maestro látigo: te cojo del cuello y te coso a puñaladas de mi carne

GRETHA: ME VOY A CORREEEEEEEEEEEEEEER

Maestro látigo: córrete te ordeno, te dejo sin respiración durante esos instantes para que tu orgasmo sea brutal

GRETHA: oooooooooooooooooooooooooo oaaaaaayyyyyyyyyyyy Junger

Maestro látigo: siente mi virilidad, la fuerza de mi polla estrellándose en tu coño, zorra

GRETHA: me estremezco con tu polla dentro

Maestro látigo: sujeto tus brazos, tus piernas sobre mis hombros y todo mi peso empujándome dentro de ti

GRETHA: ufff que guuuussstoooo  córrete dentro de mi

Maestro látigo: date la vuelta y ponte a cuatro patas: tu macho quiere montarte

GRETHA: ssiiiiiiiiii, lo dices y me pones a mil de nuevo

Maestro látigo: te doy cachetes en el culo, separo tus nalgas y te meto toda la verga dentro, ansioso, apasionado, como loco

GRETHA: métemela en el culo, fóllame el culo

Maestro látigo: toma este dildo y mételo en tu coño mientras te sodomizo

GRETHA: ay siiiiiiiiiiiiii  lo muevo dentro de mi coño, contra tu polla

Maestro látigo: tu culo estrecho y apretado, Afrodita, miro como entra mi polla en él

GRETHA: aaaaaaaaaaaaaaaaaaayyyyyyyyyyyyyyy asssíiiiiii siiiiiii sigueeee aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa

Maestro látigo: Invado tu culo, te lo follo, agarro tu pelo, araño tu espalda, azoto tus nalgas, te doy por culo embrutecido, ahíto de placer

GRETHA: aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa que gusto que gussstoooooooo el dildo entra y sale de mi coño al ritmo de tus embestidas

Maestro látigo: mis huevos golpean contra el dildo empujándolo en tu coño, agarro tus caderas, afianzo mis dedos clavados en tu carne

GRETHA: que placer mi señor, es brutal  me quema el culo con tu polla dentro

Maestro látigo: agarro tus tetas, mi pecho sobre tu espalda, te muerdo la parte de atrás del cuello, soy un tigre montando a su hembra

GRETHA: puro fuego, cariño me matas de gusto

Maestro látigo: quiero que te corras de verdad

GRETHA: lo he hecho antes pero lo haré de nuevo, yo también quiero que te corras de verdad, que me llenes de leche, que grites mi nombre, que te retuerzas de gusto

Maestro látigo: quiero llenarte de mi semen, verterme en ti, explotar en tu culo entre tus nalgas redondas cuya carne me enloquece

GRETHA: ahora voy a buscar mi dildo, iré a la cama y me follaré como loca contra la almohada, como si fueras tú quien entra en mi coño, saltando sobre el dildo, clavándomelo bien

Maestro látigo: con tus tetas bamboleándose, tu cabello saltando y yo montándote porque eres mi hembra, es mi privilegio

GRETHA: soy tu hembra, tu puta, soy tuya G, me vuelves loca, estoy todo el día dispuesta para que me folles

Maestro látigo: y yo soy tu señor, tu macho y estoy obligado a cuidarte a cambio de tu entrega

GRETHA: te adoro mmmmmmmmmmmmmmmmmmmmm

Maestro látigo: te follo alternativamente el culo y el coño para acabar corriéndome en tu boca, al diablo el dildo

GRETHA: lamo toda tu leche, cada gota <Multimedia omitido> quiero oír como te corres. Te deseo mi señor

Maestro látigo: Espero que te haya gustado mi casa

GRETHA: Me encanta

Maestro látigo: habrá más

La voz de Gretha
Pasión por Gretha
La fiesta
Afrodita en la bañera
Siglo de Oro
La pasión de Gretha
Mía

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s