Sexo virtual con la holandesa

Junger a  HE {Junger}: ¿disfrutas?

HE {Junger}:  sí, me gustaría acariciarte ahora, tocarte y hacerte estremecer, tener convulsiones y escalofríos, aunque aún no, aún estarías dentro de mí y yo haría fuerza con la vagina. Vestida  a medias solo. Qué gusto da pensar que te voy a ver (y tocar) en unos días

 Junger a  HE {Junger}: ¿quieres ser mi esclava sexual?

HE {Junger}:  sí, quiero, si a ti te parece bien ^___^. Tu mirada penetrante, hale, ya tengo las bragas mojadas. Coges la pica, me haces ponerme de rodillas, me montas, yo me rebelo, tú me amenazas con la escopeta y después me violas.

Junger  HE {Junger}  ponte como te he dicho de una vez

HE {Junger} :  sí, señor  sumix  ya estoy boca abajo con la falda subida, pero resulta extraño estar esperando así

Junger a  HE {Junger}: ve pensando en todo lo que puede ocurrir mientras decido qué hacerte, esclava.

HE {Junger}:  que me dejes así y te vayas a tomar café, que te sientes a mirar cuánto tiempo aguanto en esa postura…

 Junger a  HE {Junger}: que me arrodille a tus espaldas y comience a lamer tu culo, alternando mordisquitos con cachetes

HE {Junger} :  ^^ que te plantes delante con la verga fuera y me golpees con ella y luego me obligues a chupártela

  Junger a  HE {Junger}: me he puesto de pie despacio, mis pantalones han quedado atrás y sientes mi polla ascender rozando tus muslos por dentro

HE {Junger} :  ya me has puesto cachonda. Tengo que reprimir el impulso de cerrar un poco las piernas, semi aprisionartela y echarme un poco hacia atrás, así que permanezco como puedo a la espera, pero ya empiezo a notar el coño húmedo

  Junger a  HE {Junger}: mi glande golpea tus entradas, la vagina y el ano, dubitativa sin penetrar profundamente

HE {Junger} :  permanezco en estado de alerta, sin saber qué vas a hacer, además, la excitación crece sin que tenga dónde agarrarme

  Junger a  HE {Junger}: cojo las manos que tienes sobre la mesa y las atraigo hacia mí, cogidas de las muñecas, tiro de ellas para penetrarte con más fuerza

HE {Junger} :  por mi garganta se escapa un quejido, que al salir por la boca es un suspiro. Intento desasirme de tus manos, la situación es rara, excitante pero rara, cuando penetras en mí abro involuntariamente los ojos, una oleada de placer que compite con mi miedo. Siento la presión en la garganta, tengo que hacer grandes esfuerzos para no perder el control. Musito algo parecido a un no, pero mi cuerpo cada vez tiene más ganas del sí, oh, sí. El tacto de tus dedos en mis senos sentencia mi derrota. Empiezo a jadear, muevo mis caderas hacia atrás pretendiendo sentirte más adentro. La resistencia ha huido, queda solo mi sumisión, noto el entrechocar de tus piernas, de tus testículos, sobre las mías, sobre mi culo. Deseosa de notar más y más tus dedos hundidos en mi carne, un torbellino de sensaciones me impide pensar, hablar, pero algo queda para que los gemidos no dejen de ser susurros, la gente puede oírnos. Dudo, no sé si quieres que permanezca de pie o que me arrodille. Muevo mis caderas torpemente sentada para sentirte dentro y más adentro aún, cuando me pellizcas doy un respingo de placer, mis manos van al centro de tus piernas, intento avanzar mi espalda hacia delante, para dejarte respirar y llegar yo mejor con las manos.

  Junger a  HE {Junger}: mis pelotas las ansían, así extienden el placer, está menos focalizado

HE {Junger} :  oh dios mío, este hombre me pone a mil, un primer impulso me insta a hablar pero lo cierto es que no sé qué decir, así que cierro los ojos, abro la boca y dejo que la respiración, fuerte por el trajín y el deseo, se haga audible

  Junger a  HE {Junger}: mi mano disfruta tus muslos mientras otra dibuja tu cuello, golpeo tu cuerpo con el mío

HE {Junger} :  yo lo siento, pero me queda poco aguante, el orgasmo está empezando a nacer, y no voy a poder evitarlo, es que estoy sentada desnuda encima de ti

  Junger a  HE {Junger}: sí, dame tu orgasmo

HE {Junger} :  ah, no puedo, no puedo, llega, ay, ay, me corro

  Junger a  HE {Junger}: sé mi puta, mi zorra

HE {Junger} :  aprieto con fuerza tus muslos, y pienso que voy a ser la zorra de un jefe que aún no conozco, y quiero serlo, así que grito que sí, sin pensar en que puede haber alguien fuera. OH, SÍ , TU PUTA

  Junger a  HE {Junger}: quiero correrme en tu cara

HE {Junger} :  me levanto, me doy la vuelta, me pongo de rodillas y te ofrezco mi cara, mi boca

  Junger a  HE {Junger}: y golpeo con mi verga en ella y enlazo tu mano con mi polla para que me lleves a verterme

HE {Junger} :  empiezo a masturbarte de camino a mis labios, y ahí, a dos milímetros, te sostengo, adoooooooro el sexo gracias a ti, por tanto, contigo, pero yo estaba dispuesta a conformarme con tenerte cerca solo por verte y oírte. ¡Hazme lo que quieras!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s