Sometiendo a Gretha

La miro orgulloso. Gretha lleva el pelo suelto, un vestido negro que dibuja sus formas de mujer, los labios pintados de rojo. Me ofrece tres collares, elijo uno y se lo pongo al cuello.  Ahora recuerda que ella se pasó tres meses con escalofríos por el primer beso. La noto en parecida situación ahora.

Entramos en la mazmorra. Llevo una bolsa con todo lo necesario. La habitación es tenebrosa. Dos maderas en aspa con abrazaderas anuncian para qué sirven. Cuelgan cadenas de las paredes, argollas en el techo. Un potro en un rincón, de cuero rojo.  No pierdo el tiempo y comienzo amarrándola a la pared, descubro su espalda. La azoto, cuando los brazos se me cansan, introduzco el vibrador entre sus piernas, sin penetrar pero apretado al sexo y la ordeno: «no lo dejes caer».  La pego con mis manos, en el culo, en la cara, en los pechos. La muerdo, la pellizco.

Es el inicio. La libero y la mando desnudarse. La entrego un corsé y un liguero que se pone lanzándome miradas a hurtadillas. La arrastro cogida del collar, la tumbo sobre el potro. Amarro sus manos y piernas a las patas de éste. Las caderas y la boca de Gretha quedan a la altura de mis ingles. Cubro sus ojos con un antifaz sin agujeros. Miro su cuerpo vestido con el corsé y los ligueros. Comienzo a golpearla con mis manos. Me quito los pantalones y me restriego contra ella cogiéndola del cuello, amenazándola con ahogarla. Ella me susurra: “Pásame la polla por los labios y ordena que te la bese. Méteme los huevos en la boca,  sin que yo pueda siquiera verlos, te lo suplico, mi señor”.

Sonrío y desenfundo mi cuchillo. Paso el filo por su espalda, está frío el acero. Corto las tiras de cuero de su corsé.  Recorro su espalda con el hierro, llevo la punta del cuchillo hasta el nacimiento de sus nalgas. El cuchillo sigue bajando. La piel de Gretha se eriza y apenas se vislumbra su menudo vello moreno. Llego el arma hasta el nacimiento de sus muslos. Arde de deseo que la penetre a pesar del miedo que le dan los cuchillos. Muevo el filo sobre su culo mientras mi lengua le sigue, humedeciendo su ano y con el puñal dibujo sus caderas. Lamo su sexo.  Primero despacio y suave.  Labios y lengua se aceleran. Gretha se retuerce de placer. Intenta cerrar las piernas y no puede.

«Hago restallar a la par el látigo sobre tu espalda. Hundo mi lengua en ella, la retuerzo dentro. Mi lengua se hunde en ti, explorando,  lamiendo, chupando. Con las manos separo tus nalgas.» Gretha se vuelve loca, intenta decirme que pare, que no quiere correrse aún.

Y comienzo a golpear y restregar mi polla ardiendo contra su sexo, del clítoris al ano. Gretha me suplica que la embista. Mi  látigo cae sobre sus muslos. La sodomizo a la vez, grito mi deseo, la tiro del pelo, chillo obscenidades. Gretha murmura mientras la embisto con fuerza creciente: “Por favor… Mi señor, maestro, fóllame”. Mi polla se ensancha ahora entrando en su coño húmedo. Grita de nuevo: “Por favor, maestro, mi señor, mi dueño, ¡¡¡fóllame!!!”.

De pie, mis piernas y caderas empujan mi verga en su interior.  Ella jadea histérica cuando pierdo el control, el látigo besa su espalda, le cojo del cuello, estoy casi encima de ella que con su coño prieto aprisiona mi falo. Murmura: “Sí, embísteme más, más fuerte, pégame. Pégame, pierde el control, desata tu furia. Lléname de tu leche”. Azoto sus nalgas con una mano, con la otra, el pelo. No deja de hablarme: “Córrete en mí, sobre mí, entra en mi culo y bombea”. Eres mi puta, mi zorra. Saco la polla con un esfuerzo mientras me deleito escuchándola: “Tu puta, tu zorra, tu hembra, tu esclava, tu sumisa”. De un salto, voy hasta su cabeza y la meto la verga en la boca. Apenas puede hablar:  “Lléname la boca de tu leche”. Intenta mamarla pero le estoy follando la boca mientras sus manos atadas se esfuerzan por tocarme. Agarro su cabeza para imprimirle el ritmo desenfrenado que deseo.  Acaricio su cara mientras  mi polla late entre sus labios. Al sacarla, con la verga libero un huracán de palabras de Gretha: “Córrete. Ahógame en tú lascivia. Necesito que te corras para correrme yo. Métemela, métemela.  Métemela”. Aparto su cabeza y miro mi falo, sus  fluidos y su saliva la han lubricado bien, está reluciente. Voy a su popa para enterrarla en su culo estrecho, empiezo a verterme, su ano se empapa. Agarro con fuerza las caderas de Gretha: “Viértete, bombéame. Córrete dentro de mi culo”. Noto mi leche regándola. La golpeo las cachas. La noto correrse: aaaaaaaaaaahhhhhhhhhh. Me corro.

Araño su espalda, grito su nombre. Me contesta: “Maestro, mi dueño”. Con el cuchillo corto las cuerdas y me tiro al suelo  boca arriba mientras la ordeno:  “Lámela, mámala, chúpala. Todo, los huevos, también detrás. Hagamos infinito este momento. Vuelve a ponerla dura”.

Gretha: Se acerca y me habla avisando de lo que va a hacer, de lo que hace: La verga de mi hombre está erecta, tiesa. Me pide cariño. Se lo doy. La beso desde la punta hasta los huevos. La lamo centrándome en el glande. La meto entera en mi boca. Mientras la mamo, dentro con la lengua y aprieto con los labios. Mientras mis manos acarician tus pelotas. La saco de la boca y empiezo a masturbarla. Mi lengua recorre tu piel debajo de los testículos. Hasta llegar al ano. Te meto la lengua mientras mis manos te masajean cada vez más deprisa. Muevo la lengua con decisión. Te chupo ahí y te como los huevos. Me los meto en la boca. Chupo mientras te masturbo y cuando veo que vas a llegar me vuelvo a meter tu polla en la boca. Y succiono todo lo que me viertes. Te limpio la polla a lametazos.

Ha sido un tiempo para iluminar un siglo.

Pasión por Gretha
La fiesta
Afrodita en la bañera
Siglo de Oro
La pasión de Gretha

3 comentarios sobre “Sometiendo a Gretha

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s