Llegando a Luna

Luna dice: Recuerdo cómo pasa su lengua mirándome a los ojos para darme la tranquilidad que necesito, para seguir aumentando su fuerza  en el juego. Mi excitación aumenta. ¿Qué me desea hacerme ahora mi señor?

Luna dice: he leído el rito. No se que decir mi señor, pregunte que le gustaría en concreto saber, vamos a ver, deseo hacerlo, pero no quiero que pueda influir en los que me rodean. Pero podría saber hasta donde podría tener poder sobre mí y si de verdad no me comprometería. Me hace sentir bien, y quiero que lo siga haciendo. Dígame, mi señor, no calle ahora por favor

Maestro dice: ¿Qué partes del rito te gustan más y cuáles menos?

Luna dice: me ha gustado en general. Lo siento, me he quedado sin palabras, me ha gustado la ceremonia en si

Maestro dice: una chica dice al respecto: Cuando me empecé a interesar por el BDSM, envidiaba esas sumisas que lucían el collar de su Amo. Yo misma luché muchísimo para al final obtener el mío… Lo tuve y….? No hay fuegos artificiales, no hay un nuevo universo especial, eso…. si la sumisa «es» de su Amo. Si es de su Amo, ¿para qué sirve el collar? Cada cual sabrá sus motivos, yo también quería lucir el de mi Amo para que supieran que era suya, algo de vanidad ahora veo en ese acto, o quizás no, quizás era simple ilusión, ilusión por lo que creía yo que era ser una sumisa, y por eso quería mi collar, es decir, Su collar. Ahora, desnuda de «ese» collar, es cuando entiendo realmente que el único collar que existe, es el «del alma». Que tu sumisa sea solo «Tuya», que no desee otro Amo que no seas tú, que no necesite aditivos

Luna dice: comparto su opinión

Maestro dice: que no necesite aditivos, que solo sabiéndolo ellos mismos ya es suficiente. Un collar en el nick, o en el cuello es fácil de quitar, un «collar en el alma» es difícil, lento y doloroso, o quizás imposible… El «collar del alma» se siente o no se siente. Aunque sin tu collar en el nombre te sientas desnuda, el «collar del alma» te recordará cada y uno de tus dias tu condición de perra de tu Amo. Una correa y una cadena no son nada si la sumisa no las sientes, puede más la voluntad, y aunque un collar pueda ser bonito en una sumisa, su ausencia indica que no necesita «ese» elemento para ser tuya… En esencia, aunque una sumisa ya no luzca el collar de su Amo, por la razón que sea, su alma todavía seguirá siendo de quien irremediablemente la hizo verdaderamente «suya».

Luna dice: sé que la mayoría de las personas no comparte esa forma de amar

 Se completó la transferencia de «collar.0».

Luna dice: me hubiiera encantado haber sido ella

Maestro dice: no, tienes que ser tú y llegará tu día

Luna dice: pero entienda que se me esta dando la vuelta todo

Maestro dice: y te gusta

Luna dice: sí, estoy gran parte del dia pensando en mi señor y los dos sabemos que no era lo que buscaba aunque ya no echaré atrás

Maestro dice: ¿decepcionada?

Luna dice: Alucinada, me estoy conociendo a través de alguien que no me conoce

Maestro dice: también un espejo te desconoce y te revela

Luna dice: Pero un espejo no te aporta lo que usted me esta aportando, usted hace que ese reflejo sea mas bello, ahora observo más, no mi cuerpo sino mis sensaciones incluso al saborear la ensalada, el contraste en la punta de la lengua del dulce de tomate en la punta y el amargor de la sal al fondo. Estoy pensando lo de salado. Le cuento que fui de papeleos, pues al levantarme me pille la falda y se me quedo medio cuerpo al descubierto, ellos miraban, ellas disimulaban, pero deseaban ver mis piernas morenas y mi sexo desnudo depilado. Una me dijo que que vergüenza pasarían mis padres si me vieran sin bragas (mientras yo pensaba que solo uso tangas). Cuando volví me puse el liguero rojo cuando me senté, la señora miraba pendiente de si llevaría algo o no dejé que viera mi encaje rojo para su tranquilidad, la señora me miró con los ojos entornados quería que destacara la lencería para que viera que usaba… me gusta hacer cositas de vez en cuando… sentirme deseada, echándole de menos

Maestro dice: se activa. Te quiero segura, fuerte y orgullosa de ser mujer, no te sometes como aceptación de inferioridad, si no por la fuerza y la pasión de entrega que hay en ti, por tu espera de un hombre fuerte, por el deseo de crecer bajo la fuerza y el control de un señor, por el deseo del control sobre tu cuerpo, la confianza, la honestidad y la fidelidad de tu corazón.

Luna dice: lo haré mi señor

Maestro dice: quiero aún más. Te domino porque lo has permitido, te domino porque cuando te arrodillas ante mí es por propia voluntad; en mi mente y en mi corazón te elevas por encima de cualquier tesoro sobre la tierra, porque lo que me ofreces libremente no puede comprarse ni tomarse por la fuerza.

Luna dice: dígame, mi señor, no se que desean leer sus ojos, solo decir que tiemblo, creo que es por deseo, que bonito suena, mi señor, me deja sin palabras pero sabe que confío en usted mi señor

Maestro dice: Entrega es algo que se da o no se da. Esa entrega de cuerpo y alma a un ser. Ese acto de fe, de devoción, que produce esa excitación tanto a quien la da como al que la recibe, y que nos transporta a un mundo prohibido, un mundo especial, íntimo, y grandioso, donde no hay más reglas que las que nosotros pactamos. Es un acto de rebeldía para con la sociedad. Es buscar un placer más allá de los placeres que hemos oído hablar. Evidentemente tiene su precio.., como todo lo exquisito, como todo lo especial y único. Y es probable que por eso seamos considerados, Luna, unos depravados rebeldes, pero habremos probado cosas que algunos solo logran sublimando.., así que considerémonos afortunados. Y clandestinos.

Luna dice: me gustaría me guiara a ese acto de rebeldía mi señor. Me gusta su forma de escribir, hace vibrar con sus letras. Esperanza por atreverme cada día, ¿Cómo es su vida, sus valores?

Maestro dice: ser libre es sencillamente vivir conforme piensas y es sencillo pero no fácil. Creo que las personas trascienden por lo que sus valores de libertad, dignidad, integridad, derecho a la justicia, son inviolables.

Enseñando a Luna
Luna, mi esclava
La excitación de Luna

Un comentario sobre “Llegando a Luna

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s