Tuya

Asteria{esclava de mi señor}
Oh, mi señor, deseo que hagas de mí lo que quieras, espero ansiosa el día en que te vea, todos los días hago el rito y todos los días me pongo en el cuello el collar de posesión que me adjudicaste. Soy tu esclava y haré cuanto desees, eres quien dispone. Mi cuerpo es tuyo, mi mente es tuya, mi voluntad es tuya, mi destino es tuyo, gatearé hasta donde me digas. Me arrodillaré cuanto me digas y dejaré que restalles el látigo en mí siempre que tú lo consideres oportuno. Cuando tú me digas que haga las cosas, las haré, sin excusas, sin motivos contrarios, sin respuestas que te importunen. Tu habla y yo procedo. Tus deseos son que no tenga pensamientos negativos y no los tendré. Los problemas se resuelven, cuando tengan que llegar. Estoy a tu merced. Ojalá llegue el momento de vernos. Preguntabas cómo sería. Yo me arrodillaré ante ti y esperaré tus órdenes. Ese será nuestro reencuentro. Sumix.

9 comentarios sobre “Tuya

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s